Curiosidades y apuntes de historia de la fotografía en Canarias

Con este texto “Cambaletiao´s “ quiere homenajear a todos y cada uno de los hombres y mujeres que colaboraron con su esfuerzo personal en mostrar la belleza de nuestra tierra al resto del mundo a través de su arte, la fotografía.

Los inicios de la fotografía en Canarias se remontan al siglo XIX entre los años 1839 y 1900, en los que tuvieron lugar varios hechos de relevancia.

La introducción de la fotografía en Canarias apunta hacia Abate Louis Comte, fotógrafo amateur procedente de Madeira que desembarcó en Santa Cruz de Tenerife a bordo del buque escuela “L’Oriental” realizando las primeras fotografías de estas tierras, aunque sigue sin encontrarse rastro alguno de su producción en Canarias. Probablemente esta fue la primera vez que se introdujo en territorio español un daguerrotipo (aparato construido por Louis Daguerre en 1939 y precursor de la fotografía moderna). Con este aparato, la obtención de una imagen partía de una capa sensible de nitrato de plata extendida sobre una base de cobre. A partir de una exposición en la cámara, el positivo se plasmaba en el mercurio. Para finalizar la imagen se fija al sumergir la placa en una solución de cloruro sódico o tiosulfato sódico diluido.

Las primeras imágenes que se conservan de un daguerrotipo fueron producidas por la firma “Bisson Fils”, y representan una importante colección de cráneos guanches. Mas adelante en 1947, según se apunta en la prensa local de la época, aparecen los primeros daguerrotipos de corte comercial.

Daguerrotipo realizado en Las Palmas de Gran Canaria

Adornos decorativos del Daguerrotipo

Detalle del sistema de cierre.

En el verano de 1856, un célebre científico británico realizó interesantes observaciones astronómicas produciendo unas 70 impresionantes imágenes estereoscópicas al colodión húmedo (procedimiento para la obtención de imágenes creado por Scott Archer en 1851). En este método que supuso un gran avance en el desarrollo de la fotografía en esa época, se utilizaba una especie de barniz que se aplicaba a las placas, sobre el cual se extendía la emulsión química, así como una placa de cristal trasparente y pulida, lo que permitía la obtención de imágenes nítidas en negativo e incluso en positivo, consiguiendo a su vez reducir el tiempo de exposición a un máximo de trece segundos y a un mínimo de un segundo. Su nombre, colodión húmedo, se le aplicaba porque la placa debía permanecer húmeda durante todo el procedimiento de toma y revelado de las imágenes, lo que les suponía a los fotógrafos de la época llevar el laboratorio fotográfico consigo, con el fin de preparar la placa antes de la toma y revelarla inmediatamente. En la década de 1870, el uso del colodión húmedo acabó siendo desplazado por la aparición de la instantánea fotográfica y el carrete fotográfico.

Voigtländer (1930)

Leica M3 (1945)

Primera en el mundo con montura a bayoneta

Lubitel 2 (6x6) Años 50

La contribución más importante de la fotografía a nuestra tierra, vino de la mano del turismo, que se ha convertido en la primera industria del archipiélago.

La figura de Olivia M. Stone brilla con luz propia en la historia de la fotografía en Canarias. A ella y a su esposo John M. Stone, les debemos gran parte del éxito que Canarias tuvo al conocerse por primera vez las riquezas naturales que quedaron plasmadas en sus composiciones fotográficas. Circularon ilustraciones que bien pudieron ser las primeras realizadas de la isla del Hierro, y que tuvieron un gran impacto y difusión en Gran Bretaña.

Podríamos decir que al turista-fotógrafo le debemos una buena parte del gran estallido del turismo de estos últimos cincuenta años en Canarias.

Las cámaras que se exponen pertenecieron al padre de un gran amigo de Cambaletiao´s. Estas cámaras, como no podía ser de otro modo, en la época en que fueron adquiridas sólo se podían encontrar en las ópticas, curioso lugar para la venta de estas. Hoy en día parecería impensable encontrar cámaras fotográficas en las ópticas de nuestra ciudad.

Con la nueva era digital, este arte demuestra que siempre ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, y que conoce bien su lugar e importancia en los días en que la velocidad se trasladada a todo, incluso a nuestras vidas, que pasan tan rápido que ya no hay lugar para antiguos métodos, aunque nunca podemos olvidar que debemos mucho a estos inicios, y que sus artilugios siguen teniendo a día de hoy un gran valor emocional y atractivo para cualquiera.

La fotografía seguirá deparándonos agradables sorpresas, y a cada generación la acompañará una manera de observar el mundo desde este arte, siempre en la búsqueda de ir mucho más allá de lo perceptible a través del ojo humano.

Posted on domingo, febrero 17, 2008 by Tono and filed under | 3 Comments »

3 comentarios:

tuichi dijo... @ 18 de febrero de 2008, 9:25

muy buen articulo, un recorrido por la historia sin salir de cambaletiao's, muy ineresante de principio a fin con buenas imagenes y elementos mostrados, en fin que te lo has currado, un abrazo!!

Anónimo dijo... @ 18 de febrero de 2008, 16:48

¡SI SEÑOR, BUEN ARTÍCULO!
Resulta agradable ver estupendas fotos, junto al texto que hace de acompañamiento perfecto para dar sentido a lo que se quiere contar. Buen inicio, mejor “interludio” y magnífico final a modo de enseñanza bíblica.

Gracias cambaletiao´s me lo he pasado bien leyéndote y aprendiendo.

Efrén dijo... @ 19 de febrero de 2008, 22:39

Artículo muy interesante, buen aporte informativo para conocer la historia de esta afición que compartimos. Cosas como estas hacen que Cambaletiao´s sea + que un blog. Un abraz!!